DE LA PROTECCIÓN DEL PAISAJE…

La imagen puede contener: montaña, cielo, nube, exterior y naturaleza

Estamos preocupados por una obra, cuya excavación se ha iniciado hace unos días en el entorno inmediato del Campo de Aterrizaje que utilizamos en La Val d´Echo, y el deterioro paisajístico que puede acarrear semejante actuación edificatoria.

No estamos en contra del desarrollo de ninguna actividad, sino de un equilibrio entre los intereses públicos y privados, y en la correcta aplicación de las medidas de correción de uno de los valores publicos mas importantes de nuestro entorno y del que se aprovechan muchas actividades económicas diversas a la puramente agroganadera:

EL PAISAJE.

La clave del buen hacer del ser humano, como agente territorial que es, reside en aprender a mirar el mundo que le rodea.

Esencialmente, esa actitud observadora invita a comprender cómo afectan al entorno que compartimos con otros, nuestras actuaciones y actividades. Y esa mera observación y sus consecuencias ponen de manifiesto el ingrediente esencial de la convivencia: EL RESPETO a los demás.

Las normas urbanísticas municipales chesas, las que nos hemos dado a todos, dicen esto respecto del paisaje:

Artículo 3.4.17. Condiciones específicas de las construcciones relativas a determinados usos 1. USOS GANADEROS.-Las construcciones vinculadas a explotaciones ganaderas podrán ocupar hasta un veinticinco (25) por ciento de la superficie de la parcela, con una altura máxima para las naves, criaderos e instalaciones análogas de cinco y medio (5,50) metros, medidos en el punto más alto. Las edificaciones deberán proyectarse y ejecutarse de modo que se adecuen al paisaje, tanto en su localización como en su volumetría y diseño. El Ayuntamiento exigirá la adopción de las medidas oportunas a efectos de atenuar al máximo la incidencia de la implantación en el paisaje, entre las que se considerarán la exigencia de arbolado de todo el perímetro, incluso con disposiciones de doble hilera.

Objetivamente, la proyección de la edificación no parece que se adecue al paisaje ni al entorno, con el aporte de tierra y áridos ejecutada y con el movimiento de tierras que se ha realizado para explanar y ampliar el solar donde se ha de ubicar la nave ganadera que pretende albergar.

Por lo tanto es cuestionable que el municipio haya realizado el esfuerzo básico de comprobar este importante extremo.

No sabemos tampoco si a efectos de atenuar al máximo la incidencia de la implantación en el paisaje, en semejante promontorio se puede, con cierta garantía de éxito, promover una plantación, del arbolado que se ha exigido plantar, para amortiguar el impacto visual que va a producir esa nueva edificación.

Mucho nos tememos que siguiendo la dinámica municipal que en los últimos años se ha seguido en este entorno, nada de eso se ha procurado exigir cumplir; puesto que en el entorno inmediato, a lo largo de todo el valle, hay, desgraciadamente, numerosos ejemplos de este tipo que han ido alterando el paisaje del valle sin que se haya podido advertir ninguna medida correctora y salvo raras excepciones, del arbolado exigido plantar para atenuar y corregir el impacto paisajístico nadie ha secundado semejante obligación.

Y lo peor de todo es que hay mucha gente que piensa que exigir lo que es de todos es ir en contra del desarrollo de un sector económico necesitado de ayudas y subvenciones PÚBLICAS que ya recibe regularmente para sostenerse en el territorio.

Opinamos muchos, que se puede progresar , desarrollarse y prosperar en comunidad con naves ganaderas, actividades y actuaciones de intervención en el entorno, sin perjudicar valores esenciales de los que viven otras personas, otros colectivos, otras actividades; solo es necesario que los llamados a exigir las regulaciones que nos protegen a todos de estas actuaciones sean diligentes y eficaces, para que el ganadero pueda desarrollar su actividad, el empresario turístico la suya y el resto de ciudadanos podamos disfrutar de una manera armónica las transformaciones del entorno, sin que un sector se imponga sobre todos los demás.

El paisaje es un reclamo para todo lo que producimos en estos valles, deteriorarlo es deterioranos a todos. Alterarlo sin medidas de protección es aniquilar poco a poco un valor esencial del desarrollo de toda una comunidad y empobrecerla sin solución de continuidad.

Esta obra se impone sobre todo lo demás. No parece que respete una mínima previsión protectora del maravilloso paisaje del entorno donde se ubica, generando una distorsión paisajsitica notable, en perjuicio de toda la comunidad.

No perseguimos que se comprenda nuestra postura. Ni siquera que se valore como entendemos que debe valorarse. No tememos el rechazo, ni las posturas dogmáticas y el victimismo habitual que suele acompañar este tipo de debates públicos. Perseguimos un debate, una tormenta de ideas que aporte soluciones a la cada vez mayor proliferación de edificaciones no tradicionales en el paisaje cheso, para encontrar un equilibrio que permita el desarrollo y la continuidad de todas las actividades existentes y las que sea posible implantar.

Opinar es una actividad basada en el respeto, y respetando todas las opciones posibles, hemos escrito esto.

Portada del Convenio Europeo del Paisaje

Desde el 1 de marzo de 2008, once años nada menos, está en vigor en nuestro país el convenio europeo del Paisaje.

Dicho convenio orbita en torno a una afiramción común a todos:

El paisaje es un elemento clave del bienestar individual y social y de que su protección, gestión y ordenación implican derechos y responsabilidades para todos.”

Hasta la fecha no parece que la protección paisajística haya suscitado niguna actuación municipal para exigir su protección y gestión; sabemos de dónde venimos, pero, es evidente que no sabemos hacia donde vamos en la Val d´Echo con este asunto; se aplican unas medidas formales para autorizar esas construcciones pero se dejan de ejecutar las medidas esenciales que protegen los derechos de todos.

De seguir el camino que ha iniciado, es una triste noticia; la primera de las dos que se van a construir en ese mismo espacio. Esperamos con poca confianza en que la autoridad administrativa exija la oportuna corrección del impacto que esa construcción va a causar. Dejamos abierta la puerta de una reflexión necesaria para el futuro del entorno de este valle.

Esta entrada fue publicada en Enseñanza, Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s